El gran tall es desplaça a Girona